El edificio de Rectorado fue sede para la 12° campaña de donación de sangre del Hospital J.J de Urquiza. Nuestra Universidad acompañó a través de UNER Saludable.

En el Día Mundial del Donante de Sangre, el edificio de Rectorado  fue punto de encuentro para una jornada solidaria. Allí, el Servicio de Hemoterapia del Hospital Justo José de Urquiza emprendió su 12° Campaña de donación de sangre. A través del programa UNER Saludable nuestra Universidad adhirió a la propuesta, invitando a integrantes de la institución a sumarse. Estuvieron presentes la vicerrectora Gabriela Andretich y el intendente Martín Oliva.

En diálogo con UNER Medios Paula Soto, quien está a cargo del Banco de Sangre del nosocomio, indicó: “Queremos rescatar y visibilizar la importancia de ser donantes. La sangre no se fabrica ni se puede obtener de otra manera que no sea esta. Cada día, para todas las emergencias que ocurren. De esta manera podemos tener un Banco abastecido y contar con un tratamiento para cada persona que lo necesite”. 

La convocatoria fue abierta a la comunidad y tuvo una importante concurrencia. En agradecimiento, fueron reconocidos dos donantes que han sumado su gesto solidario al hospital en varias oportunidades.

En adhesión a la fecha, los edificios de Rectorado y Casa de la Universidad se iluminaron de rojo. A través de UNER Saludable, nuestra institución remarca la importancia de sumar estos gestos altruistas, capaces de salvar muchas vidas.